Un fantástico día soleado que aprovechamos para trinear sin parar. Hicimos un montón de ejercicio con tanta subida y bajada y podemos decir que nos reencontramos con ese “Yeti” que todos llevamos dentro. Hubo sus momentos de emoción y gran diversión. ¡Repetiremos!

Pulsa en este enlace para ver todas las fotos

X